DESIRÉE MONSIVÁIS : DEJA ATRÁS LESIÓN Y ES CAMPEONA DE GOLEO

Por Brenda Graciano
Cual ave fénix, Desirée Monsiváis se levantó de las cenizas y volvió mas fuerte que nunca.

La delantera de Rayadas, que ha hecho historia como la máxima romperredes de la Liga Femenil, vivió una de las escenas más trágicas al salir de cambio en la Final del Clausura 2018, tras una luxación en el hombro izquierdo.

“Yo siempre trato de mostrar esa fortaleza a pesar de la adversidad, no pasa nada, tranquilos, calma, hay que confiar en uno mismo: esa imagen refleja frustración, salen las lágrimas, muchos sentimientos encontrados, mucho dolor que sentía en la parte toráxica y de repente vivo un contraste”.

“Pasa el tiempo y a pesar de la lesión, viene esta gran oportunidad de que si te levantas, te sacudes, dices bueno me ganaron esta vez, pero la siguiente no me voy a dar por vencida, va a venir a lo mejor la suerte, va venir algo fortuito, va a venir la energía positiva, el universo, va a venir todo eso con trabajo duro”, dijo.

La duranguense de nacimiento y regiomontana por adopción como ella mismo se define, tiene una ideología de vida que la ha sacado adelante a pesar de la adversidad y hoy la colocan como una de las mejores jugadores no solo de Rayadas, si no de la Liga Femenil desde su creación en el 2017.

“Hay una fórmula que me hace mucho click en la cabeza, el éxito es igual a frustración, más esfuerzo, inevitablemente va a llegar, si lo crees lo creas, tú tienes que creer en ti mismo, en tus capacidades individuales”

“Pero también en tus capacidades colectivas, el futbol es un deporte de conjunto donde si tú no confías plenamente en lo que va hacer tu compañera difícilmente vas a cerrar y meter ese gol”, añadió.

Desirée, quien se coloca como la máxima goleadora en la historia de las Rayadas, culminó además con 13 anotaciones en el Apertura 2018, cifra que la puso como líder de goleo en la Liga Femenil en su fase regular.