DESDE LA CUNA, CARLOS RODRIGUEZ CUMPLE UN SUEÑO RAYADO.

El canterano tiene tatuados los colores y es la revelación de la Liga MX gracias a su futbol.

¿Qué tan Rayado puedes ser como para que tu nombre tenga como principal motivo el de uno de los ídolos del Monterrey?
Ese es Carlos Alberto Rodríguez, quien heredó su nombre del brasileño Carlos Alberto Bianchezi, mejor conocido como “Careca”, quien brillara como delantero en el equipo azul y blanco en la década de los noventa.
Así lo contó su padre Rubén Rodríguez, quien confesó que la calidad del brasileño trascendió hasta su hijo, quien fuera registrado en 1997 con el nombre del mítico delantero que se ganó el cariño de la afición desde su llegada al equipo del Cerro de la Silla. “Charly”, como es llamado el joven canterano con cariño entre sus compañeros, llegó con apenas 8 años a enrolarse con el Club, tras su ingreso a la Escuela Oficial San Nicolás-Rayados para vivir su propio sueño de debutar en la Primera División y ser el novato sensación de la Liga MX.
“Primero estuve en una Escuela Oficial y a los 11 años, cuando se creó mi categoría, pasé a las Fuerzas Básicas. Hice todo el proceso y todo este tiempo he sido Rayado”, confesó el mismo mediocampista en entrevista.
El jugador, que ha fungido como el engrane perfecto en el once de Diego Alonso, ha sido el principal artífice de los goles de la ofensiva rayada, tras participar en cuatro de los cinco goles que le marcaron a los Tuzos y poner un pase en uno de los goles de Nico Sánchez, en la jornada 2 ante León.
Con apenas 22 años, el canterano ya tiene experiencia en España, pues fue Luis Pérez, otro ex jugador Rayado, quien lo llevó con el CD Toledo de la Liga 1,2,3 española, hasta su regreso con los norteños en el 2018, para su debut en el Máximo Circuito.
Fue Diego Alonso quien lo debutó en la Liga MX, el pasado 20 de octubre en la cancha del Estadio BBVA Bancomer con un triunfo de 2-1 ante Toluca, pero fue el mismo Carlos Alberto quien de a poco se ganó su lugar en el once del equipo de sus amores.