5 Minutos con José María Basanta. Nacido para jugar futbol.

Cuando en su tierna infancia empezó su gusto por jugar con un balón, el argentino nacionalizado mexicano José María Basanta nunca se imaginó que llegaría a convertirse en una figura ni que jugaría en el extranjero como titular en el equipo de Rayados.

“Supe que me iba a dedicar al futbol desde que nació mi gusto por este deporte, desde que pude patear una pelota en el pueblo jugábamos siempre y de ahí busqué oportunidades en los equipos de mi pueblo”, recordó.

El defensa central destacó que sin el apoyo incondicional de sus padres, a quienes admira profundamente, no hubiera podido salir de su natal Tres Sargentos, Argentina, para hacerse valer como jugador y hoy ser considerado elemento importante en el Club de futbol Rayados.

La educación que recibió de sus padres, su entrega y liderazgo como jugador así como la destacada actuación que tuvo en la Copa Libertadores del 2008, en las filas del equipo Estudiantes de la Plata, fueron factores que hicieron que llegara al Monterrey en 2008.

Autodefinido como un hombre serio y muy honesto, siempre ha estado comprometido al 100 por ciento con su profesión ya que le gusta plantearse objetivos claros que le permitan cumplir siempre sus metas.

En el área privada es una persona de gustos sencillos, que en sus ratos libres le gusta leer un buen libro como “El niño del pijama a rayas” de John Boyne, sintonizar en la televisión alguna película de acción o ver los capítulos de la conocida “Prision Break”.

Con respecto a la comida que mas le gusta disfrutar, está un plato típico argentino como es el asado de carne de res y ñoquis (variedad de pasta italiana) acompañado del típico refresco de cola, sin olvidar el postre: pastel helado con dulce de leche (cajeta).